2014 / 4 junio

Marketing, la grandeza de los pequeños detalles


¿Qué tienen que ver, una experiencia inolvidable, una extraordinaria obra de arte y una buena empresa?

 

Nada perceptible a simple vista. A veces no nos damos cuenta, pero vivimos en el mundo“de los pequeños detalles”, finísimas pinceladas que van esbozando el “gran retrato de nuestra vida”, no sólo personal sino profesional.
“En marketing, las llaves pequeñas abren puertas inmensas.”
Dicho de otra forma: los pequeños detalles cierran grandes ventas y retienen a buenos clientes. El valor agregado de un producto o servicio lo establecen los detalles, en particular los últimos detalles.
  • La llamada de calidad de la empresa de la fotocopiadora dos días después de su instalación
  • El empaquetado especial y gratuito de ese regalo económico que de pronto parece comprado en una gran tienda.
  •  La sonrisa de la dependienta que agradece la compra de los clientes.
  • El taxista que hace agradable el trayecto ya sea por que habla, o porque sabe cuándo quedarse callado.
  • El cuadrito de chocolate que acompaña al café en la cafetería.
Como puedes ver, no se trata de magia; pero el resultado es mágico.
 Importante es considerar que las bases de datos y su atinado manejo, a través de herramientas de marketing, aprovechado pequeños detalles de los clientes como por ejemplo felicitar cumpleaños o aniversarios de boda, reportan satisfacción al cliente y lo fidelizan. Todos los usuarios de la tarjeta de El Corte Inglés se encuentran el pequeño detalle de la felicitación de cumpleaños, aniversario de boda, o navidad, de nacimiento de tu hijo o quien sabe si en el futuro de divorcio.
 Con todo esto quiero decir que la inteligente gestión de las bases de datos mas un proceso informatizado  y utilizado por los departamentos de Marketing a gran escala, aprovechando los pequeños detalles, surten un efecto positivo en los clientes.
Me voy a atrever a aventurar  una estrategia basada en pequeños detalles. Cada vez que realizamos una búsqueda en  Google vamos configurando un perfil de cada uno de nosotros. Finalmente este buscador sabe que nos gusta acudir al cine de tal centro comercial porque hemos visto a través de él, repetidas veces su cartelera, o sabe que nos gusta la comida japonesa porque hemos buscado restaurantes en el centro de Madrid, o conoce también que somos amantes de iPhone. Cualquier día Google nos enviaránotificaciones informando que nuestro cine está celebrando la semana del espectador o que dan tal o cual estreno. Nos invitará a la inauguración de un nuevo restaurante japonés en ese mismo centro comercial o nos recordará que tenemos a muestra disposición, en la tienda Apple más próxima, algún novedoso accesorio para nuestro iPhone.
Lo que quiero decir es que el cliente sólo percibe pequeños detalles que le transmiten confianza y le empujan a seguir siendo usuario de Google y, por ende, a continuar engordando su valiosísima base de datos.

No comments so far.

LEAVE YOUR COMMENT