2014 / 4 julio

Mirroring, una herramienta de comunicación


El “mirroring” consiste en reflejar y complementar las posturas, gestos y contacto visual, así como indicadores de la fisiología mucho más sutiles, como el ritmo de la respiración, o distribuir el peso del cuerpo “reflejando” el de nuestro interlocutor. Esta técnica puede resultar muy útil para llevar a cabo en entrevistas de trabajo, ventas, recursos humanos y más.

El secreto para aplicar la técnica de Mirroring es copiar pequeños detalles de los gestos de la otra persona sutilmente. Es muy importante ser prudentes e implementar estos movimientos o posturas una vez que la persona ya dejó de hacerlos, y no mientras los hace, ya que eso lo hace menos evidente.
Pero, ¿para qué sirve esta técnica? Conscientemente la persona a la cual estamos imitando no lo nota, sin embargo, nuestro inconsciente sí lo percibe y en ese momento establece un enlace hacia nosotros, una conexión por identificación. Uno se siente más cómodo, más abierto y es entonces cuando deja de estar a la defensiva. Al generarse una conexión entre las dos personas que están interactuando es mucho mas fácil establecer un lazo y lograr del otro una escucha activa más eficiente. Es el ejemplo de las entrevistas de trabajo, persona que nos está entrevistando, puede sentirse cómodo con nosotros, y así estar más propenso a ver nuestro lado positivo para el trabajo, o bien para concretar una venta por ejemplo. La persona al estar a gusto con nosotros toma nuestras explicaciones de una manera más abierta y confía más en nuestras recomendaciones. Una vez que lleves a cabo esta técnica de imitación, notarás inmediatamente que la persona a la cual estás reflejando como si fueses su espejo, coincidirá contigo en opiniones y aceptará tus sugerencias más fácilmente.
Para probar la efectividad de esta técnica, realicé un experimento con mi compañero de piso. Establecí un tema de conversación en el cual ambos teníamos posturas contrarias. Era un tema que le tocaba de lleno y con el cual se mostraba bastante violento a la hora de rebatirme mis argumentos. Conociendo su posición, probé a copiar algunas de sus posturas y gestos, así como su tono de voz, respiración y mirada. El resultado fue palpable a simple vista, no abandonó su punto de vista pero se mostró más amable y ablandó su punto de vista, llegando incluso, a reconsiderar alguno de mis argumentos.
En definitiva, podemos utilizar esta técnica cuando necesitemos persuadir a alguien para tomar una decisión; sea tu esposa para ir a ver alguna película que tu quieras ver, o para lograr una venta importante en tu trabajo

No comments so far.

LEAVE YOUR COMMENT

Contacta conmigo

Phone: 609530763

Email: paintitmarketing@gmail.com