2014 / 4 marzo

Marketing musical, abriendo corazones


Todos hemos oído hablar de la ardua labor que realizan los departamentos de Marketing y Publicidad para realizar un buen spot publicitario.  Estos expertos buscan con inteligencia una mezcla de imagen y sonidos que impacte, emocione y haga asociar ciertas sintonías con tales marcas y todo esto ¡¡en unos escasos 20 segundos!!.  Y es que el efecto del espectador se va en un corto tiempo, a menos que su contenido impacte de alguna forma. Seguramente, si indago un poco en tu memoria, encontraría algún anuncio que surtió este efecto y hasta te puso los pelos de punta.
El marketing musical utiliza varias estrategias para lograr implantar una marca en el cerebro. Algunas marcas prefieren echar mano de artistas o grupos internacionales y aprovechan los singles del momento. Un ejemplo de ello lo podemos encontrar en el anuncio de “Cruz Campo” quien prefirió utilizar a Jamie Cullum para su realización. Sin embargo, ciertos artistas no son partidarios de prestarse a estos servicios pues puede ser contraproducente para ellos, su canción puede llegar a estar más asociada a un producto que a ellos mismo. Pero si se trata de un grupo desconocido, el tema cambia. En este caso supone un doble triunfo. En primer lugar para los creativos y la marca, por descubrir a un nuevo artista musical y lanzarlo al abismo sonoro hasta que alcance lo más alto del panorama musical. Y en segundo lugar, para el artista, quien se beneficia de una parte sustancial del spot y puede reinvertir su dinero en seguir trepando las grandes listas de música del país.
Otras marcas prefieren utilizar música entusiasta y positiva, con marcados ritmos y compases cortos y pegadizos. Como es el caso del marketing musical actual, energético y positivo. Una de las principales razones por las que algunas empresas utilizan este tipo de temas es animar y motivar al cliente en estos tiempos de crisis. (Veremos algunos ejemplos en el próximo post sobre marketing musical en tiempos de crisis)
De cualquier manera, los profesionales en el sector del marketing musical afirman que para que estos 20 segundos publicitarios sean efectivos se debe tener en cuenta lo siguiente:
  • Las sintonías elegidas deben contener frases cortas que den tiempo a ser memorizadas o entendidas, en el caso de ser en otros idiomas. Con ello se consigue introducir la melodía en el cerebro inconsciente del espectador, quien sólo requerirá ver en anuncio una o dos veces.
  • Es conveniente que los temas escogidos sean sencillos para conseguir recordarlos y tararearlos.
  • Es interesante incluir contrastes. Para sorprender al cliente y  captar mejor su atención hasta el final del anuncio. En esto son expertos los spot del sector automovilístico o actualmente anuncios como los de “Nescafé”
  • Crear un valor melódico. Si combinamos estos contrastes con lo que mencionamos anteriormente, la marca logrará crear un valor melódico que se asocie directamente con ella.

No comments so far.

LEAVE YOUR COMMENT

Contacta conmigo

Phone: 609530763

Email: paintitmarketing@gmail.com